• Català
  • English
  • Español

Buscar Noticias

2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010
7 Mar 2018

Noticias: Biopolímero para curar heridas de las plantas

La Dra. Núria Sánchez-Coll, del Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG), y la Dra. Anna Laromaine, del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB-CSIC), han desarrollado un método para acelerar la curación de heridas en plantas. Basado en un biopolímero de celulosa bacteriana, mejora la formación de nuevas capas de células y acelera la curación. El método, ya patentado, tiene interés para agroempresas, para la reproducción por esquejes y similares.

 

Detall de dues ferides en una fulla d'una planta Nicotiana benthamiana. Només una ferida (a la dreta) va ser tractada amb la cel·lulosa bacteriana. Les dues imatges van ser preses 48 hores després de la ferida i el tractament.

Detalle de dos heridas en una hoja de una planta (Nicotiana Benthamiana).

Sólo una herida (a la derecha) fue tratada con la celulosa bacteriana.

Ambas imágenes fueron tomadas 48 horas de la herida y el tratamiento.

Los daños y heridas en las plantas causados por la meteorología adversa (granizo, viento…), predadores (roturas, mordiscos, arañazos…) o humanos (poda, esquejes…) pueden ser una puerta de entrada a patógenos causantes de enfermedades que, en algunos casos, pueden ser muy graves.

 

Científicos del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB-CSIC) y del Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG) han desarrollado un método para acelerar la curación de estas heridas. Está basado en el uso de un biopolímero de celulosa bacteriana.

 

La celulosa bacteriana se usa actualmente en medicina para la curación de heridas por su alta biocompatibilidad. Tras varios ensayos con diferentes especies vegetales, los científicos han observado que también es efectiva para la regeneración de tejido en plantas. El biopolímero tiene la ventaja de que su estructura molecular es idéntica a la de la celulosa de la planta, y que tiene una pureza química alta. Otra ventaja es que, gracias a su estructura, se puede combinar con nanopartículas con actividad antimicrobiana.

 

La aplicación de este material directamente en la planta mejora la formación de nuevas capas de células y acelera así el proceso de curación (en unas 48 horas o menos). El material es poroso, tiene una alta capacidad para absorber el agua y es transparente.

 

Este artículo ha sido publicado por R+D CSIC el 22 de febrero del 2018.